BA! LON! MA! NO!

Opiniones de un ademarista

Bm. Alcobendas 29 – 33 Portland San Antonio

Después de un tiempo ‘desconectado’ del balonmano por exámenes, vuelvo a escribir. Esta misma tarde me acerqué a Alcobendas a ver su partido contra el Portland San Antonio de Pamplona.

Ambos equipos llegaban después de una primera jornada con más sombras que luces. Por parte del Portland San Antonio, lograron una pírrica victoria por 28-26 frente al Pilotes. Por parte de Alcobendas, el Ademar León le infringió un 29-20 en su retorno a Asobal. El Portland llegaba con las bajas de Kjelling, Jorgensen, Juancho y Malmagro, por lo que Chechu Villaldea se veía obligado a convocar a Niko Mindegía, que disfrutó de minutos, para este partido. En cambio, Rafael Guijosa podía contar con toda su plantilla, ya que recuperaba a Jorge Maqueda tras no viajar a León por una tendinitis.

Jorge Maqueda lanza frente a Svensson

Jorge Maqueda lanza frente a Svensson

El partido comenzaba con un 2-1 con goles de Maqueda y Djukic que daban una ventaja parcial a los locales. Acto seguido, el Portland endosó un parcial 0-4 que daba la vuelta al marcador. El Alcobendas jugaba con miedo escénico que le llevaba a pérdidas tontas de balón y a fallar hasta cuatro contraataques prácticamente seguidos, así como un lanzamiento claro de Jorge Maqueda en 6m. Los fallos de contraataque fueron lanzamientos fuera de portería, es por ello por lo que digo lanzamientos fallados más que paradas de Svensson, que hasta mediada la segunda parte del partido defendió la portería antoniana. Además, a todo esto se unía el poco acoplamiento del que está llamado a ser referencia en Alcobendas, el fichaje Bruno Souza. Después de un partido muy malo en León, hizo otro partido para olvidar frente al equipo pamplonica. De hecho, se notaba una significante mejora del equipo cuando el lateral izquierdo lo ocupaba el central Damir Djukic y el central Javi Suárez.

Por parte del Portland San Antonio y debido a las bajas anteriormente mencionadas, Villaldea se veía obligado a utilizar una primera línea formada por Jakobsen – Ruesga – Vugrinec, sin más recursos en el banquillo que el especialista defensivo Dominikovic y el canterano Mindegía. Para más inri, el croata caería lesionado en la segunda parte.

Todo esto propiciaba que el Alcobendas recurriese al contraataque y al saque rápido de centro para ahogar la poca profundidad de banquillo. Este contraataque, como viene siendo habitual, era subido por Samuel Trives, que en la segunda parte debió incluso actuar de lateral derecho debido al discreto partido de Jorge Maqueda. También se encargaba de la función de subir la contra Olivier Nyokas, en la segunda parte, cuando actuaba de avanzado en la defensa madrileña.

Tras el 2-5 mencionado, el partido transcurrió por los derroteros mencionados, con un Alcobendas sin encontrar su sitio en el campo, sólo encontraba acierto de la mano de Maki, probablemente el mejor jugador del Alcobendas en este partido. El Portland jugaba mucho a la contra directa, sobre todo sobre Nikcevic, mientras que en la primera línea Renato Vugrinec lograba en el partido un significativo 7 de 7. A pesar del pobre partido de Alcobendas, se llegaba a un mínimo 15-16 al descanso y con un Portland que no lograba romper el partido.

En la segunda parte, el Alcobendas cambió su defensa de su típica 6:0 cerrada a una 5:1 que ahogaba a Ruesga, el mejor de largo en el Portland, y que en la primera parte campó a sus anchas en el terreno de juego. Mediada la segunda parte, en una acción de ataque Dominikovic se lesionaba y tenía que ser retirado del campo sin poder apoyar el pie. Unido a las bajas de Juancho y Jorgensen, hacía que la defensa pasase a ser una 5:1 con Mindegía en el avanzado y sorprendentemente Klaus Jakobsen en el centro defensivo. De hecho, en la 6:0 también actuó de pareja defensiva con Dominikovic.

Después de que el Portland cogiese una ligera ventaja en el marcador de en torno a 3 o 4 goles, el Alcobendas logra meterse en el partido, hasta que en el minuto 23 de la segunda parte aparece la pareja arbitral para inclinar la balanza de lado del grande con una serie de decisiones controvertidas. Doble exclusión a Alcobendas (a pesar de lo cual Damir Djukic lograba marcar) y faltas dudosas a favor de Portland. Si en la primera parte fue Maki el jugador más destacado del cuadro madrileño, en los segundos treinta minutos era el pivote Víctor Tremps el referente, logrando 7 goles de mucha calidad. Ambas porterías funcionaron. Tanto Svesson como Saric, y Mijatovic, que jugó los 60 minutos del partido, rayaron a gran nivel.

En definitiva, partido bastante malo que ganó el grande. Veremos cómo evolucionan los lesionados antonianos para ver si llegan al partido en León. Por parte de Alcobendas, pobre partido con demasiado miedo a la categoría que puede costarle caro en caso de que aparezca en los partidos de su liga. Además, patética entrada en el Amaya Valdemoro, con mil espectadores siendo muy generoso.

Anuncios

septiembre 20, 2008 Posted by | Asobal | , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Alcobendas, primer rival

Después de unas semanas bastante atareado (y lo que me queda) escribiré esta pequeño análisis del primer rival que tendrá el Ademar en liga. Será el recién ascendido Bm Alcobendas, que viajará a León con mucho que ganar y poco que perder.

El Bm Alcobendas es un equipo trabajado que apenas varía el bloque con el que consiguió volver a la élite. Es por ello que sea un rival engañoso y no convenga enfrentarse a él en la primer jornada, y más contra un equipo como Ademar, con nueve fichajes y tanto que acoplar.

Los fichajes se reducen al portero montenegrino Rade Mijatovic, que junto con Wenceslao Aldomar y Manolo Rodríguez formarán una tripleta de porteros de garantías. También han fichado al veterano lateral brasileño Bruno Souza. Habrá que ver el rol que toma en el equipo, ya que se trata de un jugador que en su anterior club, el Hamburgo, actuaba principalmente en defensa. Y las referencias defensivas del Alcobendas son Matias Vink y Pablo Gamboa. El primero de ellos, formado en la cantera del FC Barcelona (coincidió con Viran Morros, vaya centro defensivo que tenían), a pesar de ser de origen holandés, por fin debutará en Asobal, después de lograr el ascenso con el CAI Aragón y coquetear con él en su etapa en Aranda de Duero. Además de estos dos centrales defensivos, el equipo solía hacer otro cambio ataque-defensa. En defensa salía Manolo Colón, mientras que el dueño de la posición de pivote en ataque era el catalán Víctor Tremps, uno de los mejores pivotes de DHB las pasadas temporadas.

Habrá que ver como resuelve este problema Rafael Guijosa, ya que puede resultar demasiado arriesgado este planteamiento en una liga tan exigente como la Asobal. En cualquier caso, el equipo poco tiene que ver con el que descendió hace tres temporadas. Ofensivamente siguen apostando por juego elaborado sin individualidades y con poco lanzamiento exterior (el poco que aportan Maqueda, que es duda para el partido contra Ademar, y De la Rubia). Es un equipo joven que corre mucho. En defensa es donde el equipo ha cambiado radicalmente. En su última etapa en Asobal defendían muy abierto, arriesgando físicamente y encomendándose al porterazo que tenían en Danjel Saric. A día de hoy (bueno, a día de ayer en la B…), practican una 6-0 cerrada con las dos torres de Gamboa y Vink en el centro.

Además cuentan en el extremo izquierdo con los canteranos Maki y Solbes, y en el derecho con la veteranía de Samuel Trives y Ángel Castaño. En la primera línea, a falta del fichaje de un lateral derecho, que quizá ni siquiera llegue, cuentan con más juventud en forma de Maqueda, De la Rubia y Liébana, y la veteranía de Bruno Souza y Javi Suárez. Además tienen un central joven y con desparpajo, como es el austriaco Damir Djukic, quizá algo limitado físicamente.

Lo dicho, ojito no nos den un susto. Nosotros de momento presentamos la baja de Igor Kos para un mes…

septiembre 9, 2008 Posted by | Ademar, Asobal | , , , , , , , , , , | Deja un comentario

España 35 – Croacia 29

Buen partido del combinado nacional en su lucha con Croacia por la medalla de bronce de estos juegos olímpicos de Pekín. ¿Dónde había estado la selección todo este tiempo?. Si el balonmano con cuatro cosas y con estos jugadores, y a pesar de alguno de ellos, resulta muy sencillo jugarlo.

España comenzó el partido metida en él, luchando y con una actitud defensiva que hacía mucho tiempo que no se veía. En defensa los jugadores realizaban subidas y bajadas y por primera vez en todo el campeonato se defendía al pivote y se cerraban los espacios entre líneas por donde los jugadores que desdoblaban, hasta hoy, campeaban a sus anchas. Además, se dificultaba el ataque croata que le costaba encontrar la posición idónea el lanzamiento. El partido fue igualado, con alternancias en el marcador, hasta que un arreón a 10 minutos para el final daba la ventaja suficiente a la selección española para llevarse el triunfo.

Demetrio Lozano y Albert Rocas en la entrega de medallas

Demetrio Lozano y Albert Rocas en la entrega de medallas

En ataque se movía el balón como ya casi ni se recordaba en esta selección, además de que a Íker Romero no se le iba la cabeza con lanzamientos sin ton ni son. Ya se le iría luego en sus declaraciones post-partido en las que aseguraba que el bronce conseguido no le parecía que estuviese tan mal y que “para todos los que decían que nuestro juego estaba caduco y que éramos unos negados, ahí está el bronce. Que salgan ahora”. Sr. Íker Romero, el campeonato que te has marcado me parece que es para cualquier cosa menos para presumir. Pero bueno, de donde no hay no se puede sacar… Volviendo al partido, aparecía la figura de Alberto Entrerríos, prácticamente inédito contra Islandia por unas molestias y vital en la victoria frente a Croacia, aportando lanzamiento, fijaciones, juego de 2×2, etc. La primera línea rendía a un buen nivel, incluso Jon Belaustegui, que hizo su mejor partido del campeonato. Hacían cruces, movían, se daba profundidad al juego y llegaban balones a los extremos. De hecho Juanín García ha finalizado los juegos como máximo goleador del mismo.

Además, la portería croata no veía una, unido a que la defensa inoperante esta vez era la balcánica. Pudiera influir el hecho de que venían de dos finales. La primera en cuartos frente a la actual campeona de Europa Dinamarca, y en semifinales frente a la postre campeona olímpica Francia. Poca movilidad defensiva y mucha libertad a Carlos Prieto. Normal, viendo el nivel que estaba teniendo, pero hoy salió la mejor versión del pivote emeritense que logró 7 tantos y unos cuantos penaltis forzados.

David Barrufet, manteado

David Barrufet, manteado

La portería española funcionó con Hombrados bajo palos, a pesar de lo cual, David Barrufet salió los dos últimos minutos de partido a modo de homenaje en el que será su último partido con la selección española. Un bonito homenaje para un gran portero, pero sobre todo una gran persona y un señor tanto dentro como fuera de la pista. Enhorabuena por el bronce, gracias por todo y a nivel de clubes, no te retires nunca.

Además, fue el último partido de Juan Carlos Pastor al frente de la selección. El entrenador pucelano aseguró que no renovará el contrato que expiraba tras estos juegos olímpicos para dedicar más tiempo a su club y a su familia. A ver si es verdad. Gracias por todo, y tanta paz lleves como descanso dejas.

agosto 24, 2008 Posted by | Selección | , , , , , , , , , | Deja un comentario

Islandia 36 – España 30

Se acabó el sueño de conseguir la medalla de oro olímpica. Caemos en semifinales ante un rival a priori inferior, aunque esas cosas se demuestran en la pista y ahí Islandia fue muy superior. El bagaje de la selección española en estos Juegos Olímpicos, a falta del partido por la medalla de bronce contra Croacia, se reduce a las victorias frente a selecciones tan inferiores como Korea del Sur, Brasil (por la mínima) y China. La única victoria frente a un rival de nivel fue frente a Polonia. Contra una selección de nivel inferior como Islandia se ha caído eliminada. Contra las selecciones de nuestro nivel como Croacia se perdió y contra Francia se hizo el ridículo. Paupérrimo bagaje para un país que alardea haber sido campeón mundial…

Albert Rocas, demasiado desacertado para lo que es habitual en él

Albert Rocas, demasiado desacertado para lo que es habitual en él

El partido comenzó con una empanada monumental de los jugadores españoles que empezaron encajando un parcial de 5-0 en el comienzo. Tras esto, intercambio de goles hasta el 8-3, a partir del cual la pareja de colegiados eslovena barre para España y le deja entrar en el partido. Con el 9-9 se igualan marcadores y comienza un intercambio de rachas, siempre con Islandia por encima en el marcador. La segunda parte fue más de lo mismo, siempre con Islandia por delante y una España que parecía más un no puedo y tampoco quiero. El resultado final consumó el éxtasis en unos jugadores que conseguían la cuarta medalla olímpica de la historia de un país de apenas 300 mil habitantes. Olafur Stefansson, jugador de 36 años que lo ha ganado absolutamente todo a nivel de clubes, lloraba como un niño en una muestra de ilusión por seguir alcanzando cotas altas en su carrera deportiva.

El juego español volvió a hacer aguas. Se repitieron errores de partidos anteriores. No se contacta con el lanzador. Ahí los extremos encontraron un filón, logrando varios tantos en trayectorias amplias al centro ante poco más que la mirada de sus defensores. Además, los extremos islandeses pudieron correr todos los contraataques que quisieron y más. A pesar de conseguir goles una y otra vez, los jugadores españoles no realizaban un triste repliegue defensivo. Decía antes de ayer que me preocupaba el estado físico de algunos jugadores como Juanín y Rocas que salían a 50 minutos por partido. Hoy se volvió a repetir esta tónica y quiero pensar que fue por ello por lo que no replegaban y no por un error de concepto. En cualquier caso, tampoco replegaban los laterales que se quedaban mirando en 8 m como lanzaban nuestros extremos. Cuando fallaban, que además era a menudo al encontrarse con un acertadísimo Gustavsson en la portería, no les daba tiempo a cortar el contraataque. Como decía antes, se repetía la tónica de otros partidos: No había cambios de oponente en defensa y el pivote encontraba todos los huecos que quería y más. De hecho Snorri Gudjonsson realizaba desdoblamientos buscando situaciones de superioridad entre líneas una y otra vez, muestra de que los islandeses ven vídeos del rival y conocen sus carencias. Si a esto se une que tampoco se tocaba a lanzadores como Logi Geirsson y Olafur Stefansson…

Olafur Stefansson

Olafur Stefansson

En ataque durante la primera parte se continuó con la tímida mejora de los últimos 30 minutos contra Korea del Sur. Se encontraban muchos espacios que aprovechaban los extremos, a pesar de que no estuvieron muy acertados. Una vez se acercaba el final del partido, el juego ofensivo español volvió a hacerse individualista en manos de un descerebrado Íker Romero. Además se cometían pérdidas tontas que daban lugar a nuevos contraataques islandeses. El mismo error que cometió el seleccionador koreano frente a España sacando a Yoon a intentar remontar el partido, lo cometió Juan Carlos Pastor al sacar a un tocado Alberto Entrerríos a intentar remontar en la segunda parte. Se volvió al banquillo con un 0 de 4. Lamentable comienzo de partido de Carlos Prieto. A pesar de ello, mejoró ligeramente después de meter un gol completamente sólo después de haber fallado dos lanzamientos en los que solamente estaba un pelín menos sólo.

Mención aparte merece la pareja arbitral. En el cómputo global del partido diría que beneficiaron ligeramente a España, si bien es cierto que sus decisiones en el 8-3 fueron espectacularmente barriendo para nosotros. Al margen de eso, pusieron el listón muy alto en cuanto a exclusiones por dureza defensiva, cosa que nos vino francamente bien y que no supimos aprovechar…

En definitiva, más de lo mismo. Lamentable partido de una selección que no encuentra su sino. Es el final de un ciclo y así debe ser. Queda un partido por la medalla de bronce frente a una pedazo de selección que ya nos ganó en la fase de grupos. Será el partido de despedida de la selección de un jugadorazo que lo ha dado todo por el equipo, incluso en partidos como este. Este jugador es Don David Barrufet y en definitiva, no se merece esta despedida.

Siempre nos quedará el Ademar…

agosto 22, 2008 Posted by | Selección | , , , , , , | Deja un comentario

Korea del Sur 24 – España 29

Ligera mejora del conjunto de Juan Carlos Pastor en el partido de cuartos de final que le enfrentó a Korea del Sur.

Kiung Shin Yoon, estrella de la selección de Korea del Sur

Kiung Shin Yoon, estrella de la selección de Korea del Sur

Primera parte marcada por la tónica general de lo que ha sido toda la primera fase de estos Juegos Olímpicos de Pekín 2008. Se mejoraba ligeramente en la defensa al pivote, pero se seguía haciendo aguas en cuanto al contacto a los jugadores de la primera línea, lo que propició muchos goles de lanzamiento exterior por parte koreana. Las diferencias durante este periodo oscilaron entre 1 y 2 goles arriba para uno u otro equipo. El ataque español era relativamente fluido y se encontraban espacios con relativa facilidad. Y digo relativa porque aún con todo, hubo muchos lanzamientos demasiado forzados y muy mal seleccionados.

La segunda parte comenzó con una España que arañaba un gol más de diferencia para ponerse 3 arriba. Es en ese momento cuando el seleccionador koreano da entrada en cancha al Yoon del Hamburgo, inédito hasta aquel momento. La intención del seleccionador koreano no era otra más que con su lanzamiento exterior acortase distancias, pero la jugada le salió mal. Por una parte el jugador no fijaba, por lo que el juego colectivo de Korea del Sur se resentía, y por otra el jugador no estaba acertado de cara al lanzamiento. En gran parte, creo que con esta decisión se nos puso más facilidades a la hora de alcanzar la victoria. Además, quizá pudo pesar a Yoon el hecho de estar inédito en todo el partido. Quizá le hubiesen venido bien unos minutos en la primera parte para entrar el partido, aunque por otra parte un jugador de primer nivel mundial como es el koreano, debe rendir cuando se le demande y en la situación que sea.

La defensa española empezaba a entonarse, sobre todo por las precipitaciones koreanas y por el buen hacer de David Barrufet, que se salió. El ataque español sólo mejoró en una faceta: El juego con los extremos. Después de 5 partidos en los que no veían balón, por fin se dieron cuenta de que tenemos a los mejores extremos del mundo. Por el contrario, y a pesar de la defensa 3-3 que nos hacían los koreanos, los pivotes apenas entraron en juego. Un lamentable Carlos Prieto, con una defensa tan abierta y con defensores a los que saca una cabeza sólo pudo lograr un paupérrimo gol de dos lanzamientos. A partir del minuto 52, Korea del Sur arriesgó con una defensa individual en la que sus jugadores terminaron desfondados y a merced de una España que estaba en racha, más por la euforia que por el buen juego en sí.

Snorri Gudjohnsson, en la imagen, y Arnor Atlason llevarán la manija del juego islandés

Snorri Gudjohnsson, en la imagen, y Arnor Atlason llevarán la manija del juego islandés

Ahora toca esperar a una sorprendente Islandia en semifinales. Será el Viernes a las 14:15 hora española. A priori, creo que será más sencillo que el partido contra Korea del Sur. Es una selección de defensa dura pero con poco banquillo. De hecho, el equipo a estas alturas de competición está muy cansado. Para ganarles será necesario y recomendable correr siempre que se pueda y seguir jugando con los extremos como contra Korea del Sur, aunque la defensa que practican los islandeses nada tiene que ver con la que practicaban los koreanos. Algo que me preocupa de la selección española es precisamente el cansancio. Hace dos años en el europeo llegamos a la final en la que la selección francesa nos pasó por encima en gran medida debido a las pocas rotaciones en las convocatorias y en repartición de minutos del combinado español. Hoy Juanín, Rocas e Íker Romero han jugado casi todo el partido, como vienen haciendo en toda la competición. Además sólo contamos con dos pivotes que juegan ambos el partido entero en defensa y uno en ataque. En este partido no han jugado ni Davis (menos de dos minutos), ni Víctor Tomás, ni Alberto Entrerríos (también, menos de dos minutos). En definitiva, hemos utilizado a 11 jugadores. Espero que esto no termine pasando factura…

agosto 20, 2008 Posted by | Selección | , , , , , , | Deja un comentario

España 36 – Brasil 35

Último partido de grupo en el que ambos equipos se jugaban la clasificación para cuartos de final. Quién lo diría antes de empezar los juegos olímpicos… En cualquier caso, España cumplió con el guión, pero mostrando más sombras que luces, como viene siendo la tónica general de los últimos tiempos.

"No defendemos una puta mierda" Íker Romero al finalizar el partido

''No defendemos una puta mierda'' Íker Romero al finalizar el partido

El partido comenzó con una Brasil enchufada que se llegaba a poner dos goles por encima nuestro en el marcador. Un gran planteamiento de Jordi Ribera hacía que Brasil no renunciase a la contra y al juego rápido nunca. Brasil buscaba en ataque un rápido movimiento de balón para crear problemas al lento centro defensivo español, cosa que consiguieron, al menos en los primeros compases del partido. Prueba de ello es que Carlos Prieto acabó descalificado por triple exclusión en el minuto 29 de partido. Con eso y con unos simples desdoblamientos a doble pivote cualquiera es capaz de sacar los colores a esta selección. Además, los del catalán defendían en una 3-2-1 muy abierta, creando muchos problemas al movimiento de balón español, talón de Aquiles de su poder ofensivo. No obstante la superioridad teórica española se puso de manifiesto en los uno contra uno o dos contra dos, llegando al descanso con un 20-17.

La selección, exultante tras vencer a una potencia como Brasil

La selección, exultante tras vencer a una potencia como Brasil

La segunda parte empezó con una España enchufada que conseguía un parcial de 5-0 a su favor (coincidiendo con los primeros minutos sin Carlos Prieto), pero Brasil no cejó en su empeño y un Bruno Souza inspiradísimo hacía que la defensa española se tuviese que volver a abrir a él, ya que visto el poco lanzamiento exterior brasileño se encontraba muy abajo. En la segunda parte fue el propio Souza, pero en la primera fue el zurdo Pacheco el que nos volvió locos. Tengo que mirar cuánto mide, pero es curioso que un lateral que no creo que llegue al 1,90 nos clave 12 goles en todo el partido sin tirar penaltis y teniendo en cuenta que su variedad de lanzamiento se reduce al lanzamiento en apoyo. Coincidían estos minutos, además, con los primeros minutos de Ale Vasconcelos, portero reserva que salía en sustitución de Maik Santos. En el minuto 5 de la segunda parte, Jordi Ribera volvió a cambiar la portería después de que Ale no tocara ni un solo balón.

No obstante, Brasil no se rindió y fue capaz de llegar con 36-33 a los minutos finales de partido. Últimos minutos locos con correcalles incluido en los que ninguno de los dos sentenciaba o se acercaba aún más en el marcador. Finalmente, dos pérdidas de balón tontas por parte española propiciaban sendos goles del extremo izquierdo del CAI Aragón Felipe Borges para que España pasase a cuartos rozando el ridículo, ya que además David Barrufet detuvo dos lanzamientos de 6 metros a bocajarro a 5 segundos del final que bien pudieron significar el empate para Brasil.

Y mañana Korea del Sur en cuartos. Que una selección como Brasil nos marque la friolera de 35 goles y nos ocasione tantos problemas debería hacer pensar a más de uno. Pero me temo que es demasiado tarde.

agosto 19, 2008 Posted by | Uncategorized | Deja un comentario

Francia 28 – España 21

Lamentable partido de España el de la 4ª jornada de las Olimpiadas de Pekín. Con el resultado se puede vislumbrar lo que fue el partido, pero es que todo lo que se imagine es poco. Ha habido pocos momentos en los que a nivel personal haya pasado tanta vergüenza con la selección.

Karabatic defendido por Garabaya y Belaustegui

Karabatic defendido por Garabaya y Belaustegui

Empieza el partido con unos intercambios de goles que nos colocan 1-2 por delante en el marcador, tras lo cual un par de exclusiones y un parcial de 7-0 por parte gala nos coloca donde íbamos a estar durante todo el partido. En esas inferioridades, Juan Carlos Pastor recurre al invento ese de sacar a un jugador de campo como portero y jugar los ataques sin portero y en igualdad numérica. Nunca he entendido esto muy bien. Será el sistema Pastor, que sólo lo entienden unos pocos. El caso es que a mí me enseñaban en infantiles que cuando juegue en inferioridad numérica juegue largo, buscando consumir la mayor cantidad de tiempo de la exclusión posible, sin arriesgar y no perdiendo balones tontos que den lugar a contrataques claros. Pues nada, se ve que en el alto nivel las cosas no son así. Jugamos estas inferioridades sin portero, la mayoría de ellas finalizando nuestro ataque con un lanzamiento desde nuestra casa, con un Cristian Malmagro (es al que le toco contra Francia) más pendiente del repliegue y de hacer el cambio ataque – defensa que de aportar al ataque. Además de esto, el colmo del ridículo se produce cuando en un contrataque tiene que ser el propio Malmagro el que al no darle tiempo a hacer el cambio, se coloque en la portería y haga un aspaviento intentando parar el lanzamiento a la contra de Olivier Girault. Por suerte hoy parece que Juan Carlos Pastor ha desistido de hacer el ridículo más con este invento que se veía venir que llevaba a ninguna parte. Lo más triste es que esta es toda la capacidad de sorpresa con la que está contando la selección española en estos juegos olímpicos de Pekín.

Volviendo al partido, a partir del 8-2 y tiempo muerto de Pastor, se pasó a la tónica de lo que sería todo el partido. Nula defensa española en la que las ayudas al pivote brillan por su ausencia. Es muy triste que a España se la pueda crear tantísimo peligro con un triste desdoblamiento a doble pivote o con un triste cambio de sentido en el que se pilla en bragas a nuestros defensores intentando hacer la basculación defensiva. Pero es que además se produce otra situación que no alcanzo a comprender. Tampoco se producen salidas al lanzador, por lo que la primera línea francesa nos cose, pero es que además, los intentos de salida al lanzador se producen en el lado del lanzador zurdo… ¡Jugando gran parte del partido con un diestro! Que estoy de acuerdo que jugadores de ese nivel pueden lanzar desde cualquier sitio, pero resulta chocante ver a una defensa que no sale a Karabatic en su lado y en cambio sí que sale a Narcisse por el lado del zurdo.

Y del ataque, pues desgraciadamente más de lo mismo. Primera línea que carece de un director de juego que mueva balón. Raúl Entrerríos haciendo unas Olimpiadas a muy bajo nivel, a lo que se une un Íker Romero que en la segunda parte se tiró hasta las zapatillas sin ninguna selección de tiro. Además de unos pivotes que en defensas cerradas como la francesa no encuentran hueco y a los que les cuesta mucho darse la vuelta.

Lo peor es que esto tiene visos de no acabar aquí. Hoy se ha ganado a Brasil en un partido flojito de España en el que como era de prever, Jordi Ribera ha dado una lección táctica, pero que nos clasifica para cuartos de final. Ahora a esperar rival y el día 20 chaparrón.

agosto 18, 2008 Posted by | Uncategorized | Deja un comentario

Son de otra pasta

A pesar del buen hacer en resultados, que no en juego, de la selección española en estos juegos Olímpicos, hoy voy a escribir sobre algunas historias de superación de algunos jugadores de balonmano conocidos por todos. No he podido ver ni el partido contra Polonia ni contra China. Espero poder verlos si consigo bajarlos por Internet. Entonces haré una breve crónica…

Christian Berge en un Flensburg - Montpellier

Christian Berge en un Flensburg - Montpellier

Cuando empezaba a ver partidos de balonmano, veía a jugadores imponentes físicamente, que parecían armarios empotrados. Parecía que si les pinchara ni se inmutarían, a tenor de los costalazos que se pegan en el campo y tras los que se levantan sin más, no como en otros deportes de lloronas que no nombraré. Pero un buen día fallaban un penalti en una final (Alberto Entrerríos, por ejemplo) y les veías derrumbarse llorando. O cuando se despiden de la afición en su último partido (Stian Vatne, Petar Metlicic, Antonio Cartón y otros tantos…). Por cosas como éstas les admiras más, y más aún cuando conoces las historias de superación de muchos de ellos.

La historia de Sigfus Sigurdsson está muy extendida, y más en León. Básicamente, Sigfus fue alcohólico, hasta tal punto de dar 2’1 en un control en Santander durante su etapa en el Teka. Tras ello, fue despedido del conjunto cántabro. Su madre, junto con sus seres más queridos le dieron un ultimátum con tres opciones: Seguir como hasta entonces, tras lo cual aquellos seres queridos le dejarían de hablar, subir al monte y pegarse un tiro, o rehabilitarse, para lo que contaría con el apoyo de sus allegados. Eligió la última opción, pasó de la élite del balonmano mundial a oficios para salir adelante, y años más tarde, ya rehabilitado, volvió a la élite del balonmano mundial. Por cosas como éstas es un ídolo en Magdeburgo, León y allá donde vaya.

El central noruego Christian Berge es otro ejemplo de superación. Se le diagnosticó cáncer cuando militaba en el Flensburg. Lo superó y en poco tiempo ya estaba jugando otra vez en el equipo alemán. No obstante, su nivel no volvió a ser lo que era, pero a mí particularmente me daba un vuelco el corazón cada vez que cogía el balón. En 2006 fichó por el Aarhus, donde sólo estuvo un año y se retiró.

Oleg Velyky, un crack

Oleg Velyky, un crack

El último ejemplo de superación y por el que escribo todo esto es Oleg Velyky. Recientemente aparecía la noticia de que volvía a entrenar con sus compañeros del Hamburgo. El lateral ukraniano nacionalizado alemán es todo un ejemplo, tanto a seguir como de mala suerte. En un primer momento se le diagnosticó cáncer de piel. Se apartó de la alta competición para seguir el tratamiento correspondiente y lo superó. Una vez recuperado parecía que volvía a la élite, incluso el seleccionador germano Heiner Brand contó con él en el último europeo de Noruega. A pesar de ello, cuando sólo lleva 3 minutos disputados de europeo, su rodilla hizo crack. Sufría una grave lesión que le volvería a mantener alejado de las pistas medio año. Y lo que era peor aún, en su periodo de recuperación le anunciarían que su tumor se estaba regenerando. A pesar de ello, parece que el jugador ve la luz al final del túnel y que pronto volverá a las pistas.

Mucho ánimo, Oleg. Ya dentro de nada volverás a hacerme emocionarme como lo hacía Berge.

agosto 14, 2008 Posted by | Uncategorized | Deja un comentario

Croacia 31 – España 29

Pues primer partido de la selección en los juegos olímpicos y nada que no se supiera ya… Quizá lo más destacable del partido fuesen los 5 minutos de incertidumbre de la segunda parte en la que yo no me enteré de nada. De hecho lo único que saqué en claro es que un tal Michael Phelps ganaba un oro y batía un récord mundial :D.

Bromas aparte, voy a hacer un pequeño análisis de lo que vi en el partido.

Domagoj Duvnjak rompiendo el centro defensivo español

Domagoj Duvnjak rompiendo el centro defensivo español

Por parte de Croacia, también poco que no sé supiese ya. Es una selección que lleva mil años jugando a lo mismo, se tirará mil años jugando igual y seguirá estando ahí. Basan su defensa en una 3-2-1 muy abierta con un avanzado atípico como es Igor Vori. Son contundentes y se las saben todas, además de que las únicas formas de crearles incertidumbre defensiva es o bien hundiéndoles defensivamente (para lo que hay que mover la bola con fluidez…) o con continuos desdoblamientos a doble pivote. La selección española tardó en verlo unos minutos. A lo mejor Pastor debería haber visto los Ademar – Zagreb de este año para saber cómo se atacan estas defensas. En ataque Croacia tiene un juego elaborado en el que todos los jugadores se conocen a la perfección. Tienen al mejor central del mundo, Ivano Balic, pero es que además tienen al que de aquí a unos años será su sustituto en ese galardón: Domagoj Duvnjak. De nuevo la selección española se equivocó al cambiar la defensa de 6-0 a 5-1 tras la lesión de Balic, centrándose sobre todo en los laterales y dejando demasiada libertad a Duvnjak, subestimándole. Balic y Duvnjak son dos centrales de verdad, y no lo que tenemos nosotros en estos juegos olímpicos. Si a esta primera línea croata añadimos al probablemente mejor extremo derecho del mundo (Dzomba) a un muy buen portero (Alilovic), a un correcto extremo izquierdo (Vukic) y a dos grandes pivotes, tenemos una selección clara candidata al título.

Balic, que terminó lesionado, tuvo tiempo para brillar

Balic, que terminó lesionado, tuvo tiempo para brillar

Por parte de España hay que decir que se ha mejorado defensivamente. Si bien es cierto que se sigue sin tener un bloque, carente de ayudas defensivas, sí que es cierto que se ha mejorado notablemente en intensidad defensiva. Lógico, por otra parte, ya que esto son unos juegos olímpicos y no un preolímpico o clasificatorio para un mundial en el que una selección como España no debería estar nunca. Aún así, los centrales nos crearon mucho peligro, debido entre otras cosas a esa carencia de ayudas defensivas en la que centrales rápidos como los croatas encuentran su filón. Además, Blazenko Lackovic cuajó un gran partido, en gran parte por quién le defendía. En la primera jugada del partido el croata soltó el brazo ante un Jon Belaustegui clavado en 6m. A partir de entonces, probablemente por orden de Pastor, Belaustegui cambió la actitud de manera que le defendía cada vez más arriba. O al menos lo intentaba. Porque por una parte no observaba a quién tenía delante. En alguna ocasión, permutaron posición Balic y Lackovic y el guipuzcoano no se enteró de nada. Siguió defendiendo a Balic en 9m y el centro defensivo no hizo una salida a un lanzador como Lackovic. Resultando: Gol de Blazenko desde 8m. En alguna otra ocasión incluso sucedió que Jon salió a disuadir el pase sobre el lateral izquierdo, pero Lackovic le ganó la espalda fácilmente en al menos dos ocasiones. Si a esto le unimos que no es un jugador muy allá en ataque, sólo me queda una conclusión: Este jugador no tiene nivel para la selección. No comprendo además, la poca bola que se le da a Malmagro en la selección. Es un jugador que se ha echado a las espaldas al Portland San Antonio en la pasada temporada, y me ha sorprendido enormemente el hecho de que ni siquiera en la primera parte, en la que el cambio ataque-defensa del lateral derecho se hacía por el lado del banquillo español, se contase con él. Excepto en los últimos 15 minutos, claro, después de que Belaustegui la hubiese liado parda.

Otra carencia de esta selección son los pivotes. Carlos Prieto no mete un gol ni al arco iris. Parece que tira balones de Nivea. Además que en defensa apenas hace salidas al lanzador y las ayudas defensivas brillan por su ausencia por su lentitud. Y mientras tanto Julen Aguinagalde en León… Como no me cansaré de repetir, poco movimiento de balón de los centrales y demasiadas individualidades. Nos salva que tenemos de largo al mejor extremo izquierdo del mundo, a un gran lateral izquierdo como es Alberto Entrerríos, a un muy buen Íker Romero y a dos grandes extremos derechos. Y dos porteros que cuando tengan que aparecer aparecerán. Y Demetrio Lozano calentando banquillo. Que me creo que esté tocado, pero que no me creo que aunque estuviese al 100% jugase mucho más de lo que lo hizo.

En definitiva, que o mucho cambian las cosas o a partir de ahora la selección que se va a casa en cuartos seremos nosotros. Para lo que hemos quedado…

agosto 10, 2008 Posted by | Selección | , , , | 1 comentario

Mi selección

Dicen que España es el país con más seleccionadores por metro cuadrado. Hoy que empiezan los juegos olímpicos, voy a dar mi visión de la convocatoria de Juan Carlos Pastor, con el cual de un tiempo a esta parte, no estoy de acuerdo en lo que hace. De hecho muchas de sus decisiones me parecen totalmente ilógicas y sin sentido. Yo, que soy un ignorante, voy a intentar explicarme y dar mi opinión.

La convocatoria para estos JJOO es la siguiente:

Porteros: David Barrufet y José Javier Hombrados.
Extremos izquierdos: Juanín García y David Davis.
Laterales izquierdos: Alberto Entrerríos y Demetrio Lozano.
Centrales: Raúl Entrerríos e Íker Romero.
Laterales derechos: Cristian Malmagro y Jon Belaustegui.
Extremos derechos: Albert Rocas y Víctor Tomás.
Pivotes: Carlos Prieto y Rubén Garabaya.

El primer problema es la exigencia de que en los juegos olímpicos sólo se convoquen a 14 jugadores. Bueno, así nos ahorramos amargar a alguno que yo me sé dejándole partido sí y partido también sin convocar. En cualquier caso, el primer cambio que haría sería sacar a Carlos Prieto y meter a Julen Aguinagalde. Hombre por hombre. Simplemente porque creo que es mejor jugador el vasco que el extremeño. Ofensivamente creo que es mejor, y defensivamente me parece que se complementa más un centro defensivo formado por Aguinagalde y Garabaya que uno formado por Gabaraya y Prieto.

Otro cambio que haría sería quitar a los dos centrales. Me dan picores de ver a la selección jugar con estos dirigiendo la orquesta. Existe la tendencia en los últimos tiempo de pensar en que el puesto de central va a desaparecer, que en un futuro no muy lejano la posición la ocuparán jugadores más físicos que ‘jugones’, es decir, que la ocupará un tercer lateral. Yo no estoy para nada de acuerdo con esa filosofía, y de hecho la aparición de nuevos ‘jugones’, de esos centrales en peligro de extinción de los que hablaba Luis Miguel López, hace que me reafirme en mi creencia. España por supuesto que tiene centrales de esas características. Sería tan sencillo como convocar a Carlos Ruesga y a Daniel Sarmiento. Jóvenes, jugones y que han terminado la temporada en un gran momento de forma. En cambio, no sacaría a Íker Romero de la selección. Creo que es mejor que Demetrio Lozano, aunque más adelante me explicaré. Por lo tanto, con esos cambios la selección quedaría así:

Porteros: David Barrufet y José Javier Hombrados.
Extremos izquierdos: Juanín García y David Davis.
Laterales izquierdos: Alberto Entrerríos e Íker Romero.
Centrales: Carlos Ruesga y Daniel Sarmiento.
Laterales derechos: Cristian Malmagro y Jon Belaustegui.
Extremos derechos: Albert Rocas y Víctor Tomás.
Pivotes: Julen Aguinagalde y Rubén Garabaya.

Bueno, esto ya tiene otra pinta. En cualquier caso le vería dos problemas a esta convocatoria. La primera es el centro defensivo. Me parece demasiado poco tener únicamente para esa posición a los dos pivotes. Se podría utilizar en caso de descalificación o lesión de alguno de ellos a Íker Romero, como se hizo en el mundial de Túnez, pero los experimentos mejor con gaseosa. Mi opción para esa posición sería Viran Morros. El otro problema es el lateral derecho. España tiene un problema en esa posición que tiene visos de no solucionarse. No hay nada o casi nada más allá de Cristian Malmagro, además de que Jon Belaustegui no me parece nada de otro mundo. Mi opción para esa posición sería Mariano Ortega. Sería un bonito detalle despedirle justo antes de su retirada en unos juegos olímpicos. En cualquier caso, vamos a suponer que haya rechazado ir, o que ya haya querido retirarse como jugador para ejercer de segundo entrenador en el CAI Aragón, que es lo que va a hacer a partir de ahora. Pues yo lo que haría sería ir sólo con un lateral zurdo. Francia, a lo tonto, casi gana el pasado europeo sin ningún lateral zurdo, por la lesión de Joel Abati. Además que ellos para esa posición tenían a Fabrice Guilbert, que aunque es mejor jugador que lo que demostró en el europeo, es peor de lo que nosotros podríamos poner ahí. Una opción, como ya digo, era para ese hueco en la convocatoria llevar a Viran Morros y así solucionamos el problema de la defensa. Así el peso ofensivo del lateral derecho recaería sobre Cristian Malmagro, que jugaría el 95% de los minutos en ataque aprovechando que no defiende y estaría descansado para esa faceta. El resto del tiempo, podrían darle descanso puntuales Carlos Ruesga e incluso Albert Rocas.

Aún con todo, me parece un auténtico lujo con esta convocatoria, dejar fuera a un jugador que está en un momento de forma óptimo como es Demetrio Lozano. De hecho yo creo que lo llevaría por delante de Viran debido a que en caso contrario el lateral derecho se queda sin un defensor de garantías. En cualquier caso, con esta convocatoria Viran Morros sería el jugador Nº15, el reserva para la segunda fase. Mi convocatoria final sería:

Porteros: David Barrufet y José Javier Hombrados.
Extremos izquierdos: Juanín García y David Davis.
Laterales izquierdos: Alberto Entrerríos, Íker Romero y Demetrio Lozano.
Centrales: Carlos Ruesga y Daniel Sarmiento.
Laterales derechos: Cristian Malmagro.
Extremos derechos: Albert Rocas y Víctor Tomás.
Pivotes: Julen Aguinagalde y Rubén Garabaya.
Jugador reserva: Viran Morros.

Así todo, el equipo de campo que desde mi punto de vista sería titular sería: Juanín García y Albert Rocas en los extremos, Alberto Entrerríos y Cristian Malmagro en los laterales, Carlos Ruesga en el central y Julen Aguinagalde en el pivote. La defensa sería una 6-0 entrando en defensa el otro pivote y Demetrio Lozano por el central y Cristian Malmagro respectivamente. En algún momento se podría optar por una defensa 5-1 en la que David Davis estuviese en el extremo izquierdo en ataque y ejerciendo de avanzado en defensa, de modo que el central se fuese a defender al exterior (preferiblemente Carlos Ruesga) y únicamente se hiciese el cambio ataque-defensa de Malmagro por Demetrio Lozano u otro de los laterales izquierdos.

Esta sería mi selección. Podéis dejarme vuestros comentarios con lo que pensáis en el post, porque ya digo que ésto de hacer una convocatoria no es tan sencillo, y menos con 14 jugadores. Seguramente esté equivocado en muchas cosas… Por cierto, Héctor Castresana sería mi jugador Nº16.

agosto 8, 2008 Posted by | Reflexiones, Selección | , | 1 comentario